Iniciación Musical
PIG82L.jpg

En la actualidad la Corporación cuenta con 70 niños y niñas que oscilan entre los 4 y 8 años de edad. En esta etapa se pretende desarrollar el proceso inicial en la música mediante la utilización de la metodología del pedagogo Edgar Willems (1890-1978) esta metodología parte de la propia música y conduce al alumno al descubrimiento y desarrollo integral de sus capacidades mediante una progresión completa adaptada a su edad y capacidad psicológica, mental y motriz. Es una de las pedagogías en educación musical,  más prestigiosas a nivel internacional, con más de 60 años de experiencia y a la que pertenecen importantes escuelas de toda Europa. En esta metodología se  vive la música de una manera  natural, a la vez receptiva, activa e inventiva  sin importar las capacidades musicales de los niños.  

Para despertar el interés de los niños, su receptividad, su participación activa, respetar sus iniciativas y  explotar su inventiva, toda clase debe contener cuatro momentos:

1. Desarrollo auditivo, sensorial y afectivo: Es necesario un excelente y variado  material auditivo, concerniente a los diferentes aspectos del sonido y del oído musical (principalmente sensorial y afectivo)  

  • Movimientos sonoros: ascendentes, descendentes, quedarse en un lugar, escuchar, imitar e inventar. (voz, flauta de embolo, silbatos y sirenas)
  • Reconocer sonidos en medio de otros: relación en cuanto a duración, intensidad, altura y timbre globalmente.
  • Recrear timbres: igualar por pares.
  • Reproducir sonidos aislados
  • Reproducir intervalos armónicos
  • Reproducir melodías libres, inventar
  • Hacia lo alto y lo bajo- agudo y grave.

2. Desarrollo del sentido rítmico: Golpes para desarrollar la audio-motricidad y el instinto rítmico, bases de la métrica viva y del cálculo métrico.

  • Ejercicios de reacciones: calentamiento, estiramientos, expresión y dominio progresivo del dinamismo.
  • Ritmos libres, sin vocablos: impulso dinámico, choques precisos, imaginación de timbres
  • Ritmos libres con vocablos: explosiones, impulso
  • Fuerte y suave, crece y decrece, acelera y retarda. Rápido y lento.
  • Sonidos cortos y largos libres
  • Ritmo de la palabra

3. La canción- melodía y  la armonía: Canciones elegidas con fines pedagógicos para desarrollar la sensibilidad, la práctica del solfeo y la práctica instrumental. “el niño tiene que cantar antes de  conocer la escritura musical, del mismo modo que habla antes de saber leer”

  • Pequeñas canciones inventadas: importancia de la pronunciación, precisión rítmica, afinación, importancia de los estados de ánimo.

4. Movimientos corporales naturales: Parten de la misma  música y  tienen como meta el desarrollo de un mínimo de corporeidad musical y un máximo de sentido de tempo: expresivo, físico y plástico.

  • Marchar, correr, balanceos, saltos, trotes, movimientos giratorios, movimientos cotidianos.
  • Sobre el tiempo de los niños: seguir un movimiento.
  • Lección grabada
  • Invención de los niños.

2. INICIACIÓN MUSICAL-  SEGUNDO GRADO (MÁS CONSCIENTE)

Se trata de una fase más consciente, que introduce grafismos a todos los movimientos realizados en el primer grado, y que contribuirá a una codificación relativa. Se tendrá más exigencia respecto a la afinación, pronunciación y precisión rítmica, se desarrollará la memoria sensorial, motriz y afectiva, los cuatro momentos se llamaran: audición y grafismos, percusiones y grafismos, canciones y movimientos corporales naturales.

3. INICIACIÓN PRE-SOLFEO Y PRE-INSTRUMENTAL-  TERCER GRADO

Es conveniente vivir cada vez más conscientemente la ordenación de los elementos musicales fundamentales. Las simultaneidades serán vividas primero  colectivamente y después en forma individual, los cuatro momentos se llamarán: audición (pre-solfeo), percusiones (pre-solfeo), percusiones (pre-instrumentales), canciones, movimientos corporales.

4. SOLFEO VIVO (ALFABETIZACIÓN)-  CUARTO GRADO

Se trata de un programa de educación musical global, con lectura y escritura: - Lectura solfeada (melódica y armónica) – ritmo - métrica - solfeo escrito – improvisación melódica – canciones y movimientos corporales

En el proceso de formación debe haber una aplicación y vinculación de los conceptos enseñados a situaciones de la vida real, (articulación de la escuela y la vida). Lo que se enseña se debe incorporar a las condiciones del contexto, de lo contrario se presentan obstáculos que impiden a la didáctica cumplir a cabalidad su función instructiva y formativa.

Es deber de las instituciones educativas, preparar a los niños y jóvenes para que conozcan dichas herramientas y puedan tener un acercamiento directo desde la escuela,  ya que es un lugar privilegiado para llevar a cabo dichas prácticas reales, y así las clases de música irán  evolucionando y se tendrá claridad sobre que es lo más importante en la educación musical.

 

P25c4q.jpg

Última actualización: Martes 07 de julio de 2015


Comentarios